Que es el estres emocional

Que es el estres emocional

Cómo afrontar el estrés emocional en una relación

El estrés es una sensación de tensión emocional o física. Puede provenir de cualquier acontecimiento o pensamiento que le haga sentirse frustrado, enfadado o nervioso. El estrés es la reacción de su cuerpo ante un reto o una exigencia. En breves momentos, el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o a cumplir un plazo. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede ser perjudicial para la salud.Consideraciones

El estrés es un sentimiento normal. Hay dos tipos principales de estrés:EL ESTRÉS Y SU CUERPOSu cuerpo reacciona al estrés liberando hormonas. Estas hormonas hacen que tu cerebro esté más alerta, hacen que tus músculos se tensen y aumentan tu pulso. A corto plazo, estas reacciones son buenas porque pueden ayudarte a manejar la situación que causa el estrés. Cuando el estrés es crónico, el cuerpo se mantiene alerta aunque no haya peligro. Con el tiempo, esto le pone en riesgo de sufrir problemas de salud, como por ejemplo: Si ya tiene una condición de salud, el estrés crónico puede empeorarla.SEÑALES DE MUCHO ESTRÉSEl estrés puede causar muchos tipos de síntomas físicos y emocionales. A veces, es posible que no se dé cuenta de que estos síntomas están causados por el estrés. Estos son algunos signos de que el estrés puede estar afectándole:Causas

  Palabras para emocionar a una mujer

Prueba de estrés emocional

El estrés emocional implica la experiencia de un afecto negativo, como la ansiedad, en el contexto de una respuesta fisiológica al estrés que incluye cambios cardiovasculares y hormonales. El estrés emocional suele producirse cuando un individuo percibe que no dispone de los recursos personales adecuados para hacer frente a las demandas situacionales de forma eficaz (Lazarus, 1966).

Las primeras concepciones del estrés caracterizaban sus propiedades físicas, centrándose en la alteración de la homeostasis en un organismo (Selye, 1956). El concepto de estrés evolucionó posteriormente para incluir un mayor énfasis en la influencia de los factores psicológicos en el proceso de estrés. El término “estrés emocional” refleja el hecho de que el proceso de estrés en los seres humanos implica un importante componente afectivo.

Síntomas de estrés emocional

El estrés impregna tu vida hoy en día de muchas maneras diferentes. Le afecta con problemas obvios como estar atrapado en el tráfico de la autopista o que su jefe le grite cuando no ha cumplido con un proyecto. Cuando oyes hablar de estrés, probablemente imaginas su impacto emocional, pero sus efectos también pueden ser físicos, como hacer demasiado ejercicio o dormir poco.

  Emociones expresadas emociones superadas

Cada persona afronta el estrés de forma diferente, y lo que puede estresar a una persona apenas molestará a otra. Puede que percibas la hora punta de tráfico como una hora de miseria que tienes que superar a duras penas, o puede que la utilices como una oportunidad para ponerte al día con las llamadas telefónicas. Una presentación de trabajo puede sentirse como un reto hercúleo o como una oportunidad para demostrar tus habilidades.

Aunque el estrés puede sentirse como tal, es decir, miserable e incómodo, los investigadores lo dividen en tres grandes categorías. “La gestión del estrés puede ser complicada y confusa porque hay diferentes tipos de estrés -estrés agudo, estrés agudo episódico y estrés crónico-, cada uno con sus propias características, síntomas, duración y enfoques de tratamiento”, dice la Asociación Americana de Psicología (APA).

Qué es el estrés físico

En psicología, el estrés es una sensación de tensión y presión emocional[1]. Pequeñas cantidades de estrés pueden ser beneficiosas, ya que pueden mejorar el rendimiento deportivo, la motivación y la reacción al entorno. Sin embargo, cantidades excesivas de estrés pueden aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, úlceras y enfermedades mentales como la depresión[2] y también el agravamiento de una enfermedad preexistente.

El estrés puede ser externo y estar relacionado con el entorno,[3] pero también puede estar causado por percepciones internas que hacen que un individuo experimente ansiedad u otras emociones negativas en torno a una situación, como presión, malestar, etc., que luego considera estresante.

  Actividades para conocer las emociones

Hans Selye (1974) propuso cuatro variantes de estrés[4] En un eje sitúa el estrés bueno (eustress) y el estrés malo (distress). En el otro está el exceso de estrés (hiperstress) y el infraestrés (hypostress). Selye aboga por equilibrarlos: el objetivo final sería equilibrar perfectamente el hyperstress y el hypostress y tener el mayor eustress posible[5].

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad