Falta de equilibrio al andar

Falta de equilibrio al andar

Problema de equilibrio

Un trastorno del equilibrio es una condición que le hace sentirse inestable o mareado. Si está de pie, sentado o tumbado, puede tener la sensación de moverse, girar o flotar. Si está caminando, puede tener la sensación repentina de estar volcando.

Todo el mundo se marea de vez en cuando, pero el término “mareo” puede significar cosas diferentes para cada persona. Para una persona, el mareo puede significar una sensación fugaz de desmayo, mientras que para otra puede ser una intensa sensación de giro (vértigo) que dura mucho tiempo.

Alrededor del 15 por ciento de los adultos estadounidenses (33 millones) tuvieron un problema de equilibrio o mareo en 2008. Los trastornos del equilibrio pueden estar causados por ciertas condiciones de salud, medicamentos o un problema en el oído interno o el cerebro. Un trastorno del equilibrio puede afectar profundamente a las actividades diarias y causar dificultades psicológicas y emocionales.

Otros síntomas pueden ser náuseas y vómitos, diarrea, cambios en el ritmo cardíaco y la presión arterial, y miedo, ansiedad o pánico. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer en periodos cortos o durar mucho tiempo, y pueden provocar fatiga y depresión.

Cuando se pierde el equilibrio y se gira la cabeza son 5 letras

Esta información pretende ser una introducción general a este tema. Como cada persona se ve afectada de forma diferente por los problemas de equilibrio y mareo, hable con su profesional de la salud para que le asesore de forma individual.

  Que es el equilibrio hormonal

El desequilibrio significa no ser capaz de mantener el equilibrio, especialmente cuando se está de pie o caminando. La pérdida de equilibrio o balance es un síntoma, no un trastorno. Las causas más comunes de desequilibrio sin vértigo están relacionadas con una disfunción de los músculos, las articulaciones y los nervios periféricos (sistema propioceptivo), o del sistema nervioso central (cerebro).

Las personas con vestibulopatía bilateral tienen problemas de equilibrio pero no tienen mareos si el daño afecta a ambos oídos al mismo tiempo. Las personas con neuropatía periférica que no afecta a los nervios autónomos (que controlan los músculos de los órganos y glándulas internas) tienen problemas de equilibrio sin mareos.

Laberintitis

Los trastornos del equilibrio no son habituales en niños y adolescentes, pero pueden ocurrir más de lo que creemos. Los síntomas pueden pasar desapercibidos o atribuirse a otra causa. Los niños con problemas de equilibrio pueden parecer torpes o descoordinados. Pueden tener problemas para caminar, montar en bicicleta, hacer las tareas escolares o jugar.

Algunos niños y adolescentes pueden tener sólo signos leves que apenas se notan, mientras que otros pueden tener síntomas más graves. Los niños muy pequeños pueden no ser capaces de describir cómo se sienten. Los niños mayores y los adolescentes pueden quejarse de sentirse mareados, aturdidos o desorientados.

  Tabla de equilibrio ejercicios

Las personas con trastornos del equilibrio también pueden tener pérdida de audición u otros problemas auditivos. Los sonidos pueden parecer apagados, sobre todo cuando hay ruido de fondo. Los niños también pueden tener dolor de oídos, presión o “plenitud” en los oídos y acúfenos (zumbidos u otros sonidos como pitidos, zumbidos o zumbidos en los oídos).

En la escuela, los problemas de equilibrio pueden dificultar la memoria, la concentración, la atención y el seguimiento de las instrucciones. Es posible que los niños no puedan oír al profesor o concentrarse en la pizarra, la pantalla o las tareas. Los problemas de equilibrio también pueden dificultar las clases de gimnasia o los deportes.

Neuritis vestibular

El sentido del equilibrio suele empeorar con la edad. Puede verse aún más comprometido por ciertas condiciones médicas y medicamentos, problemas de visión no corregidos o falta de flexibilidad. Un equilibrio deficiente suele provocar caídas, que pueden causar lesiones en la cabeza y otras lesiones incapacitantes. Las fracturas de cadera, en particular, pueden provocar graves complicaciones de salud y amenazar la independencia. Una combinación de actividades como caminar, entrenamiento de fuerza y ejercicios específicos puede mejorar el equilibrio y prevenir las caídas, especialmente en los adultos mayores.

Caminar ayuda a fortalecer la parte inferior del cuerpo, un elemento importante para un buen equilibrio. Caminar es un ejercicio seguro para la mayoría de las personas y, además de mejorar el equilibrio, cuenta para sus objetivos de actividad aeróbica. Si los problemas de salud hacen que caminar sea especialmente difícil para usted, un fisiatra o fisioterapeuta puede sugerirle otras opciones.

  Ejercicios para el equilibrio del cuerpo

Un buen plan de caminatas debe estar diseñado para aumentar la actividad física de forma segura, tanto si eres sedentario como si eres bastante activo. Los minutos cuentan, no los kilómetros. He aquí cómo adaptar un plan de caminatas a sus necesidades:

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad