Rostros de las emociones

Ver más

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La capacidad de entender las expresiones faciales es una parte importante de la comunicación no verbal. Si sólo se escucha lo que dice una persona y se ignora lo que dice su cara, no se capta toda la historia. A menudo, las palabras no coinciden con las emociones, y la cara traiciona lo que la persona está sintiendo realmente.

Si padeces un trastorno de ansiedad social (TAS), es posible que te cueste prestar atención a las expresiones faciales. Puede que tengas problemas con el contacto visual o que le des demasiada importancia a las expresiones negativas de las caras de los demás. Las personas con TAS suelen interpretar las expresiones faciales de forma más negativa (incluso si son neutras), e incluso pueden evitar mirar las expresiones faciales negativas por completo.

Aunque es importante prestar atención a las expresiones faciales, recuerde que conocer la emoción no le indica la causa. Si alguien parece aburrido, molesto o desinteresado, puede ser por varias razones, y podría no tener nada que ver contigo.

Rostros de las emociones del momento

Un nuevo estudio, que aparece en la revista Nature Human Behaviour, ofrece información sobre cómo reconocemos las expresiones faciales de las emociones, lo cual es fundamental para nuestra vida social, así como para los negocios y la diplomacia.

  Ejemplos de emociones sentimientos y estados de animo

“Percibir las expresiones faciales de emoción de otras personas suele parecer que las leemos directamente de una cara, pero estas percepciones visuales pueden diferir entre las personas en función de las creencias conceptuales únicas que aportamos”, explica Jonathan Freeman, autor principal del trabajo y profesor asociado del departamento de psicología y del Centro de Ciencias Neurales de la Universidad de Nueva York.

El estudio, realizado con el estudiante de doctorado Jeffrey Brooks, consistió en una serie de experimentos en los que los sujetos respondían a preguntas sobre su conceptualización de las distintas emociones. Esto permitió a los investigadores estimar el grado de relación entre las distintas emociones en la mente del sujeto.

Por ejemplo, algunas personas podrían pensar que la ira y la tristeza son emociones más parecidas si asocian conceptualmente estas dos emociones con acciones como llorar y golpear con el puño en una mesa; otras personas podrían pensar que son emociones totalmente diferentes porque asocian las dos emociones como sentimientos completamente diferentes y que dan lugar a acciones distintas.

Rostros de las emociones online

La capacidad de leer las emociones en los rostros es una habilidad muy importante. Incluso se podría decir que es un superpoder. Las personas de todo el mundo utilizan esta habilidad cuando se comunican entre sí. Pero, ¿reconocen e interpretan de la misma manera las expresiones faciales personas de distintos orígenes culturales? La respuesta, según los científicos, es tanto sí como no. Sí, porque el sistema cerebral especializado en la comprensión de los rostros es similar en todas las culturas, por lo que todos podemos reconocer emociones básicas, como la felicidad o la tristeza, al mirar otras caras. No, porque la cultura influye en cómo nos comportamos y cómo pensamos, lo que significa que también influye en las reglas que aprendemos de niños y que nos dicen cuándo y cómo mostrar nuestras emociones. En este artículo, analizamos cómo somos capaces de leer las emociones de las caras y cómo podemos leer las emociones de forma diferente, dependiendo de nuestra procedencia.

  Dinamicas de grupo inteligencia emocional

Imagina que te dijera que puedes tener un superpoder que te permite conocer algo muy personal de otras personas: sus sentimientos. Con un solo vistazo a un mapa especial, sabrías si la gente está feliz, triste, enfadada o aburrida, sin que te digan nada. Pues bien, casi todos nosotros tenemos ya este superpoder. Y el mapa que utilizamos a diario para leer las emociones de los demás es la cara.

Rostros de las emociones en línea

En un extremo, el grupo citó estudios que no encontraron una relación clara entre los movimientos de una cara y un estado emocional interno. El psicólogo Carlos Crivelli, de la Universidad De Montfort de Leicester (Reino Unido), ha trabajado con los habitantes de las islas Trobriand, en Papúa Nueva Guinea, y no ha encontrado pruebas de las conclusiones de Ekman en sus estudios. Tratar de evaluar los estados mentales internos a partir de marcadores externos es como intentar medir la masa en metros, concluye Crivelli.Otra razón de la falta de pruebas de las expresiones universales es que la cara no es el cuadro completo. Otros elementos, como el movimiento del cuerpo, la personalidad, el tono de voz y los cambios en el tono de la piel, desempeñan un papel importante en la forma en que percibimos y mostramos las emociones. Por ejemplo, los cambios en el estado emocional pueden afectar al flujo sanguíneo y éste, a su vez, puede alterar el aspecto de la piel. Martínez y sus colegas han demostrado que las personas son capaces de relacionar los cambios en el tono de la piel con las emociones7. El contexto visual, como la escena de fondo, también puede proporcionar pistas sobre el estado emocional de alguien8.

  Inteligencia emocional para adolescentes

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad